Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

ESTE ES MI TUTOR

ESTE ES MI TUTOR
Ficha técnica
Editorial:
EDICIONES COR?TELLADO
ISBN:
9788491627012
Idioma:
ESPAÑOL
Formato:
EPUB
DRM:
Si
Tagus

2,99 €

El padre de Patricia Robers ha muerto y ha dejado la custodia de esta a su buen amigo Laws Greenly. Durante años Pat desconoce quién es su tutor, hasta que de pronto, un día, este aparece en su vida cambiándola para siempre.

Otros libros del autor

ESCLAVA DEL DEBER
Titulo del libro
ESCLAVA DEL DEBER
CORÍN TELLADO

2,99 €

CASADA POR PODERES
Titulo del libro
CASADA POR PODERES
CORÍN TELLADO

2,99 €

PAULA
Titulo del libro
PAULA
CORÍN TELLADO

2,99 €

CORíN TELLADO

Corín Tellado es la autora más vendida en lengua española con 4.000 títulos publicados a lo largo de una carrera literaria de más de 56 años. Ha sido traducida a 27 idiomas y se considera la madre de la novela de amor. Además, bajo el seudónimo de Ada Miller, cuenta con varias novelas eróticas.Es la dama de la novela romántica por excelencia, hace de lo cotidiano una gran aventura en busca del amor, envuelve a sus protagonistas en situaciones de celos, temor y amistad, y consigue que vivan los mismos conflictos que sus lectores. La novela de amor alcanza su máxima expresión en las manos de esta incansable escritora. Sus novelas tratan de amor y desamor. Sus personajes son mujeres de hoy que viven historias románticas, pasiones, aventuras eróticas, matrimonios rotos... y luchan siempre por su felicidad. A lo largo de su dilatada carrera literaria, cincuenta y seis años desde que publicó su primera novela el 12 de octubre de 1946, Corín Tellado publicó unos 4.000 títulos, ha vendido más de 400.000.000 de ejemplares de sus novelas y ha sido traducida a varios idiomas. No en vano figura en el Libro Guiness de los Récords de 1994 (edición española) como la más vendida en lengua castellana. Mario Vargas Llosa opina: «La vasta producción de Corín Tellado quedará como muestra de un fenómeno sociocultural». Y eso es lo que no se puede negar a esta autora: su condición de fenómeno sociológico, más allá de sus modas, culturas y los momentos históricos que atraviesan sus numerosos lectores. Muchos factores son los que marcan la diferencia entre Corín Tellado y el resto de las «grandes damas» de la novela sentimental. Si Bárbara Cartland, Victoria Holt o Jude Deveraux afirman que les gusta la sociedad y que inventan historias románticas para poder vivir y sentir lo que atribuyen a sus protagonistas, el éxito de Corín Tellado reside en su facilidad para conseguir que sus lectoras y lectores se identifiquen con los personajes de su invención. Corín Tellado hace de lo cotidiano una gran aventura en busca del amor, envolviendo a sus protagonistas en situaciones de celos, temor y amistad. Las tramas de sus historias son desgarradoras, llenas de equívocos, y sus hombres y mujeres sienten pasiones: unas veces amor y otras odio; lo mismo son generosos que se dejan arrastrar por la codicia. En resumen: viven los mismos conflictos que sus lectores. Los argumentos de Corín Tellado nunca se desarrollan en escenarios románticos, exóticos o históricos, sino todo lo contrario: tienen lugar en una época contemporánea a la de la autora. En sus novelas reflejaba la realidad inmediata que la rodeaba. «Recuerdo que a José Luis Garci le hacía mucha gracia que mis protagonistas tuvieran coche, que mis mujeres condujesen en una época en que en España la costumbre todavía no estaba extendida.» Corín Tellado fue pionera, tanto en su forma de vivir como en la de enfocar su trabajo. Trabajadora infatigable, pues durante casi toda su vida escribió a diario, excepto en raras y muy puntuales ocasiones. No es de extrañar que las protagonistas de Corín Tellado dejaran muy pronto de preocuparse solo del amor, el marido, los hijos y el hogar. Llama la atención que las insufle de valor, coraje y valentía. Las mujeres que Corín Tellado dibuja no se amilanan ante las rupturas, aunque la mayor parte de sus novelas acaben en boda; exigencia y limitación del género que cultiva. La censura y el editor así lo marcaban. «Recuerdo una novela en que dejé al protagonista ciego. El editor me la devolvió con una carta en la que pedía: "¡Opéralo!". Y lo operé, claro. En cuanto a mi estilo, fue la censura quien lo perfiló. Algunas novelas venían con tantos subrayados que apenas quedaba letra en negro. Me enseñaron a insinuar, a sugerir más que a mostrar.» Naturalmente esto con el tiempo cambió, aunque el género continuara imponiendo su marchamo. En las últimas novelas de Corín, escritas para un público contemporáneo, se nota un nuevo aliento, más acorde a los tiempos. Tienen otra vitalidad, otro atrevimiento y la misma valentía de siempre.