Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

LA EDUCACIÓN DE LOS QUE INFLUYEN

LA EDUCACIÓN DE LOS QUE INFLUYEN
Ficha técnica
Editorial:
SUDAMERICANA
ISBN:
9789500738200
Idioma:
ESPAÑOL
Formato:
EPUB
DRM:
Si
Tagus

7,99 €
Comprar

Una reflexión acerca de la educación formal en la Argentina a partir de
entrevistas a treinta y cinco empresarios, intelectuales, economistas,
políticos, hombres de la Iglesia y artistas que contaron sus historias
formativas y respondieron sobre la educación que planean para su hijos.


¿Cómo fue la educación formal de los que influyen y mandan en todo? ¿Es
tan importante decidir qué tipo de educación recibirán nuestros hijos? ¿
Serán los abanderados los líderes del futuro?
Éstas son algunas de las preguntas fundamentales que se plantea Luciana
Vázquez. Después del largo reinado del coeficiente intelectual y la
excelencia académica, después de la hegemonía de la inteligencia
emocional y de la inteligencia social de Daniel Goleman, después del
desembarco del educando-a-los-niños-para-hacer-dinero de Robert Kiyosaki
y ahora que la formación en valores parece ganar adeptos, La educación
de los que influyen se pregunta dónde pusieron el foco aquellos que
lograron el reconocimiento público.
Parece un libro de entrevistas pero es más bien un ensayo sobre la
justicia y la virtud, sobre el destino y la vocación. La gran pregunta
es: ¿Vale la pena estudiar en la Argentina? Y las respuestas que
encuentra Luciana Vázquez son tan paradójicas como inesperadas.

LUCIANA VAZQUEZ

Luciana Vázquez nació en Buenos Aires en 1967. Es periodista. Fue subeditora de revista Gente, jefa de suplementos del diario Infobae, redactora de Clarín y Perfil y colaboró en trespuntos, Veintitrés, El Día de La Plata y El Planeta Urbano. En 2000 publicó La novela de Menem. Ensayo sobre la década incorregible, también en Editorial Sudamericana. Su vida académica empezó con el profesorado en Letras por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), donde terminó su carrera con un promedio de 9,33. En la UNLP también obtuvo por concurso una beca para investigación. Allí quemó sus pestañas con una tesis sobre #el impacto de la globalización en la literatura argentina de la posdictadura#. Cuando quiso ser periodista, estudió en TEA, la escuela de periodismo que cambió el modo de formar periodistas en los primeros noventa. Cuando quiso saber de economía y negocios, hizo un Executive Master in Business Administration (EMBA) por el IAE, la Escuela de Negocios de la Universidad Austral que siempre figura en el súper exclusivo top 30 de los programas ejecutivos del Financial Times junto a Harvard o Stanford y es considerada la mejor escuela ejecutiva de negocios de la Argentina. Luciana venía de una escuela primaria en el Departamento de Aplicación del Colegio Nacional de la ciudad de Trenque Lauquen, donde pasó su infancia; una escuela exigente e innovadora. Allí fue abanderada. Y de un secundario en la Escuela Normal Nacional Número 2 Dardo Rocha de La Plata, donde vivió su adolescencia, escuela pública, mixta, nada bilingüe, de treinta chicos por aula, cinco o seis divisiones por año e infinitas horas libres, donde la palabra #excelencia# era tan desconocida como la pólvora antes de que la descubrieran los chinos. Fue la mejor alumna de su promoción con un promedio general en el secundario de 9,77 y de 9,81 en quinto año. Tuvo premio, medalla y beso. Cuando quiso hablar inglés, estudió por años en la Cultural Británica. Cuando quiso saber francés, fue a la Alianza Francesa. Cuando hace cuatro años nació su hijo, una duda la asaltó: ¿Qué educación le daría a su pequeño cuando se lanzara a la vida? ¿Qué jardín, qué colegio, qué universidad y, por qué no, qué posgrado? Pero inmediatamente allí surgió otra pregunta: ¿Tiene sentido estudiar mucho? ¿Había tenido sentido estudiar tanto? ¿Había valido la pena inventir tanto tiempo y dinero para educarse? De aquellas preguntas nació este libro.